jueves, 18 de agosto de 2011

CHERRY TREE LANE


Áspera y dura como el cemento armado, Cherry Tree Lane (2010), de Paul Andrew Williams, es un inquietante almuerzo desnudo (un instante helado en el que todos ven lo que hay en la punta de sus tenedores, parafraseando a Jack Kerouac), que por su proximidad doméstica aterra y pone los pelos de punta.

Muy en la línea de Funny Games, de Haneke, o remóntandonos más atrás, de Perros de paja, del maestro Peckinpah, Cherry Tree Lane es un magnífico film de horror urbano, con un ritmo ominoso y pausado, deliberadamente exasperante, que desemboca en un bronco y apabullante final.

El origen de la violencia en las sociedades capitalistas modernas, la deshumanización y el extrañamiento, la pérdida de ética y de valores y la desestructuración familiar son algunas de las cuestiones de fondo que la película de Paul Andrew Williams aborda con una frialdad aséptica y aterradora.


Otra recomendación 5 estrellas 5.


Vicente Muñoz Álvarez

Trailer in You Tube:

http://www.youtube.com/watch?v=wJw3uLrNwso

1 comentario:

Chals dijo...

tiene muy buena pinta. La buscaré.
Saludos y gracias por la recomendación.