viernes, 20 de enero de 2017

LAS TINIEBLAS DEL PENSAMIENTO (Segunda Parte) por MAXIMILIANO BENÍTEZ




La segunda parte de esta historia, comienza inmediatamente después del final de la primera parte; cuando Maxi, tras conocer de manera accidentada a Vangó, el cliente de un bar en el que Ernesto había pernoctado la noche anterior, decide acompañarle a cambio de oír una historia que al parecer, el peculiar personaje juzga importante relatarle.

Quien no haya prestado atención a la forma que escogí para narrar en la primera parte, es probable que se sorprenda de la aclaración sobre el comienzo de la historia: es normal que la segunda parte de una ficción, comience precisamente donde ha acabado el libro anterior, para seguir el hilo argumental.

Pero en esta novela en particular, nada es seguro. Pero no por las propias vacilaciones de un autor novel, sino porque la forma de contar esta historia ha cambiado sensiblemente. Ni el autor ni su alter ego en la novela son ya los mismos. 

Por esta razón (había que buscar un motivo), en esta ocasión, no utilicé de forma generalizada el sistema de capítulos fragmentados. A la sazón, hay dos narraciones distintas: una, el relato de Vangó, y la otra, las conversaciones entre ambos personajes; que de manera alternativa, actúan de columna vertebral de este libro. Albergo la esperanza de que todas las dudas planteadas en la primera parte se resuelvan en esta segunda y última parte, y que las que no tienen respuesta, sean precisamente parte del agujero negro que guarda esta novela. Porque no todo ha de tener una respuesta tácita en esta vida.

También deseo agradecer a quienes en este momento están leyendo estas líneas. Si después de todos estos años, me he decidido a publicar y a enseñar una parte de mi vida, es precisamente por el deseo íntimo de que fuera leído y quizás, comprendido. Creo que no cabe ninguna duda de que alguien que es capaz de escribir un libro de estas características, no aspira a convertirse en un superventas, precisamente. Mis aspiraciones son mínimas, agridulces e íntimas. Aspirar a emocionar a uno, aunque sea solo a uno de los lectores que lleguen a estas páginas, es para mí, el gran premio, la puerta de salida de un largo camino en la oscuridad. Porque si esto llegara a suceder, entonces este libro podrá ser juzgado en su justa medida, como una obra integral, en la cual, ilustraciones y textos forman parte de una misma materia, de un mismo contexto. Que si ese contexto es real o carne de ficción, es según mi opinión, absolutamente irrelevante. La distancia en este viaje no se mide en kilómetros, porque el viaje ya ha comenzado al leer estas primeras palabras.


Maximiliano Benítez, de Las tinieblas del pensamiento (Segunda parte).


https://www.amazon.es/Las-tinieblas-del-pensamiento-segunda/dp/1539133516/ref=sr_1_sc_1?ie=UTF8&qid=1484826020&sr=8-1-spell&keywords=las+tinieblas+del+opensamiento

jueves, 19 de enero de 2017

1 POEMA de JULIA GUTIÉRREZ



No sé qué me pasa, lo confieso.

A todas horas me asaltan poemas,
vomito letras por las cafeterías,
en la ducha,
mientras como,
me despiertan cuando duermo
de manera compulsiva.

Me temo que esto roza un poco la locura
pero es como un calambre constante
en mis nervios.

¿Por qué has vuelto así, poesía?
¿qué te ha hecho despertar a ti
y llevarme a mí al sueño?.


Julia Gutiérrez


Photo by Julia Välimäki

miércoles, 18 de enero de 2017

HOY EN LEÓN: Híbridos 2017: El Solito Trovador.



EL SOLITO TROVADOR

BOHEMIA Y SPLEEN
EN LOS RENGLONES MALDITOS DE PARÍS

Miércoles, 18 de enero, 21.00 h.
El Gran Café (Primera planta) Calle Cervantes, 7. León
Entrada gratuita

La ‘Ciudad de la luz’ es, inevitablemente también, la ‘Ciudad de las sombras’, y en esta contrariedad brota el desencanto, la melancolía y el dolor. ‘Bohemia y Spleen’ es un viaje por el París decadentista y nostálgico que reflejaron aquellos autores retratados por el poeta francés Verlaine en su libro Les Poètes maudits. Tomando como punto de partida a Charles Baudelaire y su libro Flores del Mal, recorreremos el universo poético de escritores como Rimbaud o Desbordes-Valmore, acompañados por el taciturno son del acordeón y la voz de El Solito Trovador, el alter ego del polifacético artista leonés Carlos Huerta.

martes, 17 de enero de 2017

MITOS DE POESÍA (350 pts) por ABEL SANTOS



No se han retirado.
No han pasado página.

En mi vulgar mochila de diario,

desgastados,
mortales,
contundentes,

20 poemas del viejo Bukowski
acuden al duro trabajo conmigo
y cuentan
las horas
para el descanso,

como siempre.


Abel Santos, de Las lágrimas de Chet Baker caen a piscinas doradas (Chamán Ediciones, 2016).

http://chamanediciones.es/producto/las-lagrimas-de-chet-baker-caen-a-piscinas-doradas/

lunes, 16 de enero de 2017

CONTRA LOS POETAS por JAVIER VAYÁ ALBERT




¿Qué pasará si viene la muerte
y no trae tus ojos?
¿Si se encasquilla en el pasado
el arma cargada de futuro?
¿Qué pasará, caminante,
si al andar se deshace el camino?
¿Si me preguntas qué es poesía,
clavando tu pupila en mi pupila azul
y te arranco los ojos?
¿Qué pasará, de qué habremos servido?
¿A quién o qué habremos salvado, vencido?
¿Qué habrás conseguido
cuando un estudiante memorice
tus engoladas odas sin haberse estremecido?
Cuando ni tú mismo te entiendas.
¿Cuando el amigo de tu amigo deje de ser tu amigo?
¿Cuando el único que te nombre sea el hambre?
Cuando pases de moda
y los cazadores de sombras
pongan el ojo a visor en la siguiente niña
que se haga la poesía encima.
Y los turistas abandonen tu pelo
para irse a Benidorm a leer a García Montero.
Cuando en tu reducido círculo sagrado
underground y revolucionario
solo encuentres el espejo odiado
y te reflejes burocrático funcionario
sellando carnets de poetiso o poeta.
Cuando termines de fumarte el callejero
y el realismo sucio te quede como los chorros del oro.
Cuando al levantar las pizarras
las sostengan rostros desconocidos.
Cuando la polipoesía
realice una redada en las redes.
Cuando la Perfopoesía
acabe perforándote las sienes.

Busco un poema, solo uno,
alquimia definitiva del verbo
que demuestre que he vivido.

Vamos los poetas.
Vamos las de la experiencia,
los intensos, las de la conciencia,
los de barra y bragas,
los exquisitos eruditos academicistas.
Vamos los poetas analfabetos
que jamás escribieron una puta palabra
pero hacen poesía
al levantarse cada maldito día.
Vamos con poemas piedra,
vamos a saltar juntos
y mover el eje de la tierra
como poetas chinos presos.
No vamos a cambiar el mundo
pero vamos a hacer el gesto.
Contra el triunfo
de los subsecretarios
de los fondos monetarios
de los presidentes de comunidad de vecinos
de los miembros del APA
de la fundación Faescinco Franco
de la herrumbre de los lunes
en el congreso de diputados
de los premios literarios
de los dirigentes indigestos teledirigidos.

Vamos
con metáforas como puños
con verdades como templos profanados.
Vamos
a hacer girar la tierra 360 grados
a ver si al volver al mismo punto
vomita lo mareado.
Vamos a gritar como poetas afganas.
Vamos sublimes y humildes.
Vamos distintos di-versos equi-distantes.
Vamos bardos bastardos de todas las madres.
Vamos en este preciso instante.
Vamos…
Vamos…
Vamos…
A no ser, claro, que prefiráis teorizar
sobre si esto es o no es
poesía.


Javier Vayá Albert


sábado, 14 de enero de 2017

VEO MI OSCURO PASADO por FELIPE J. PIÑEIRO




Veo mi oscuro pasado y sabe
a óxido como la sangre.
Es ligero en mi pesadez. Yo no supe
cerrar heridas llenas de penas.

Supuse que la forzada ceguera
no me vestiría de dolor. Soy
muerte y vida en mi camino, paseo solo,
para no gritar mis pecados, soy susurros.

Fría noche que en tu aliento me calientas
y no dejas que la parca me lleve a danzar,
sin último vals, no hay lágrimas.

Dime qué hacer, ni la vida, ni el óbito
a su lado me quieren.
Yo, mientras tanto, exánime en vida
espero impaciente mi próximo baile.


Felipe J. Piñeiro, del poemario inédito A pecho des-cubierto.


Photo by George Christakis

viernes, 13 de enero de 2017

HÍBRIDOS 2017




El miércoles 18 de enero, a las 21 horas en el Gran Café de León, arranca el programa Híbridos 2017, con el Solito Trovador y su Bohemia y spleen en los renglones malditos de París, que os transportará, al ritmo de su acordeón, a otro tiempo, poesía y lugar.

Aquí, el programa completo, que se prolongará hasta finales de abril y está lleno de sugerentes sorpresas.

Os esperamos.

HÍBRIDOS 2017

Organiza: Concejalía de Cultura. Ayuntamiento de León
Coordinan: Silvia D. Chica y Vicente Muñoz

Entrada libre y gratuita hasta completar aforo en todos los actos

Miércoles, 18 de enero
21.00 h.
El Gran Café (Primera planta) Calle Cervantes, 7. León

EL SOLITO TROVADOR
BOHEMIA Y SPLEEN
EN LOS RENGLONES MALDITOS DE PARÍS

La ‘Ciudad de la luz’ es, inevitablemente también, la ‘Ciudad de las sombras’, y en esta contrariedad brota el desencanto, la melancolía y el dolor. ‘Bohemia y Spleen’ es un viaje por el París decadentista y nostálgico que reflejaron aquellos autores retratados por el poeta francés Verlaine en su libro Les Poètes maudits. Tomando como punto de partida a Charles Baudelaire y su libro Flores del Mal, recorreremos el universo poético de escritores como Rimbaud o Desbordes-Valmore, acompañados por el taciturno son del acordeón y la voz de El Solito Trovador, el alter ego del polifacético artista leonés Carlos Huerta.

Miércoles, 8 de febrero
21.00 h.
El Gran Café (Primera planta) Calle Cervantes, 7. León

JESÚS PALACIOS
CINE Y OCULTISMO
INTRODUCCIÓN A UNA VISIÓN ESOTÉRICA DEL CINE

Jesús Palacios, una de las máximas autoridades en lo que a cine negro y literatura fantástica se refiere, nos presenta ‘Cine y Ocultismo’, un sorprendente recorrido por el lado más tenebroso y menos conocido de la Historia del Cine. Jesús Palacios, escritor, antólogo de literatura fantástica, crítico de cine, organizador de secciones de festivales como el de Sitges o Las Palmas, guionista de programas de televisión como Inferno 13, con más de veinte libros publicados entre los que cabe citar Goremanía o Gun Crazy. Serie negra se escribe con B, además de colaboraciones en ‘Fotogramas’, ‘El Cultural’, ‘Cine 2000’ y otras publicaciones.

Miércoles, 22 de febrero
21.00 h.
El Gran Café (Primera planta) Calle Cervantes, 7. León

DOGO Y GONZALO ORDÁS
VENGO BUSCANDO PELEA
A PROPÓSITO DE SILVIO RODRÍGUEZ MELGAREJO

´Vengo buscando pelea’ es un spoken mixto donde la palabra, la música y la poesía rinden tributo a uno de los exponentes más importantes del rock sevillano, Silvio Fernández Melgarejo (1945-2001) un rockero de espíritu rebelde y bohemio que, a finales de la década de los ochenta, se convirtió en el embajador de la bohemia sevillana. Por primera vez, compartirán escenario la poeta Silvia D. Chica, Diego Fuentes (Dogo) mítico cantante de ‘Dogo y los Mercenarios’ y el músico Gonzalo Ordás, componente del grupo de jazz-blues ‘Delta Galgos’. Una atmósfera irrepetible que nos permitirá disfrutar, en asombroso directo, la fusión entre poesía, rocanrol, estribillos y letras de un rebelde para siempre, Silvio.

Miércoles, 8 de marzo
21.00 h.
Gran Café (Primera planta) Calle Cervantes, 7. León

ALEX COOPER
LOS LIBROS DE LA ERA POP

Alejandro Díez (Cooper) nos propone ‘volar en el tiempo hacia atrás’ revelándonos aquellas lecturas de la generación beat y los revolucionarios sesenta que más le influenciaron en su adolescencia. Escritores como Tom Wolfe, Allan Sillitoe, Colin McInnes, Ken Kessey, James Baldwin o Anthony Burguess, surgieron en la pantalla de su radar, unas veces como letra de alguna canción, otras en versiones cinematográficas, programas de televisión, fanzines o prensa underground. Un cambio de rumbo y nuevas formas de expresión plagadas de velocidad, color e imágenes fueron motivos suficientes para crear ´Los Flechazos’, uno de los grupos más emblemáticos de la escena mod. Ponte en marcha y no te pierdas este vertiginoso viaje repleto de anécdotas, recopilaciones, secretos…y puede que hasta alguna canción en directo del genial Álex Cooper. Tu próxima cita, la Era Pop.

Miércoles, 22 de marzo
21.00 h.
Teatro San Francisco. C/ La Corredera, 1. León

DIEGO LÓPEZ
LOS PERVERSOS ROSTROS DE VÍCTOR ISRAEL

Alzamos el telón con ‘Los perversos rostros de Víctor Israel’, un documental realizado por Diego López y David Pizarro, que muestra la trayectoria cinematográfica del inolvidable actor catalán Víctor Israel, personaje clave en la historia del fantaterror de los años 60 y 70. Un merecido tributo a tan insigne actor, que siempre estuvo ahí, pero que, quizás, como relata el documental, no estuvo aprovechado como era debido. Diego López es editor desde el año 2005 del fanzine El Buque Maldito. Ha colaborado en diversas publicaciones nacionales e internacionales como Gorezone y Scifiworld, también en los portales de Internet Fangoria y Almas Oscuras. En el año 2013 publica Silencios de Pánico y desde el 2010 es el programador de la sección Brigadoon del SITGES-Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. Proyección del documental ‘Los perversos rostros de Víctor Israel’ y posterior charla-coloquio con un invitado de lujo, Diego López.

Miércoles, 26 de abril
21.00 h.
Palacio del Conde Luna. Plaza del Conde Luna. León

MARÍA CABEZA DE VACA
LET IT HAPPEN
PIEZA DE DANZA PARA UNA INTÉRPRETE

‘Si sientes dolor puedes refugiarte, pero la guarida puede convertirse en una trampa’
L. Bourgeois

Let It Happen es una pieza de danza creada e interpretada por la bailarina y coreógrafa María Cabeza de Vaca, donde la plasticidad y la palabra se entrelazan con la sobriedad y el recogimiento. Un estilizado collage repleto de inquietudes, textos y cadencias que dialogan sobre el aislamiento, la identidad y las relaciones sociales. María M. Cabeza de Vaca cuenta con una larga trayectoria que inicia como intérprete en destacadas compañías de danza y teatro. En 2001 presenta su primera creación propia para la inauguración del Festival Internacional de Danza de Itálica, continuando con la creación de nuevas piezas como He disappeared into complete silence (2004), Try to be happy (2007), Una forma fácil de acabar con todo, premio mejor espectáculo de sala 2012 otorgado por la Asociación de Profesionales de la Danza en Andalucía (PAD). Como docente ha impartido cursos en el Centro Andaluz de Danza y en diversos conservatorios y universidades de Andalucía. Como asistente coreográfica y directora de movimiento escénico ha trabajado para el Centro Dramático Nacional (CDN) y para la Compañía Teresa Navarrete, entre otras.



jueves, 12 de enero de 2017

PÁLIDO REFLEJO por VÍCTOR PEÑA DACOSTA



Uno de los insultos que el personal
lanzaba sobre Lou (…) era “¡casado!”.


Diego A. Manrique


Arthur Rimbaud a los diecinueve años
dicen que dejó todo: a su familia,
su chulazo, su condición y cuarto
de poeta y partió a África rumbo
a dedicarse al contrabando de armas.

Pero de una manera funcionaria,
mucho menos peligrosa y romántica
de lo que hemos preferido creer.

Nunca dejó de escribir, digan
lo que digan sus despistados fans.

Yo a los veintinueve tomé todo:
fijé la fecha de boda con mi amada,
aprobé las oposiciones de Secundaria,
accedí a albergar, siquiera por un rato,
la idea de tener un hijo y comencé el pago
mensual con mis impuestos del contrabando
de armas de mi Gobierno democrático
a regímenes dictatoriales poco escandalosos,
al menos mediáticamente hablando.

No fui un esposo infernal ni un virgen de mente,
no perdí la pierna ni morí a los treintaisiete.

Pero hay muchas formas de ser un maldito.

Víctor Peña Dacosta, de Diario de un puretas recién casado (Ediciones Liliputienses, 2016).

martes, 10 de enero de 2017

EXHUMACIÓN DE LA FÁBULA por JAVIER BELLO




¿Qué es una casa donde todos duermen?
¿qué significa el canto de una casa dormida?
¿una casa blanca donde uno o tres o dos duermen?
¿qué significan los dormitorios cuando cada uno de los invitados al fasto dialoga con su propio preferido espíritu y no habla, pero no puede callar la proliferación en los ojos y en los labios ni espantar a las hormigas de los lugares rosados?
¿qué significa una casa cuando en ella sólo viven dormidos?
¿qué rastros fosforescentes dejan los ángeles que vienen a comunicar el sueño, la oscuridad y los nombres a los que están desnudos, desnudos porque han entregado sus manos a la fuente y al cántico y en eso ya no descansan? 
¿qué significa esa sombra sin líneas y qué signos quedan después regados por el piso como astros sobrantes? 
¿qué dicen los que duermen en el fondo del cuarto cuando no dicen nada? 
¿qué habitación es la que se va muriendo y escucha el resoplido de un árbol? 
¿qué alcoba se extingue de oscuridad y signos y vierte una leche espesísima para el abandono del amanecer, como si alguno orinara, como si alguno orinara? 

¿Quiénes son los dormidos y cuáles son sus patronos? 
¿quiénes los deudos del roble de donde mana la voz y la sustancia de la luz? 
¿quiénes lían la fábula de los dormidos como si fueran espejos de otras formas, lentas bestias plateadas cuyo resplandor no brilla y en la oscuridad se deshace? 
¿quiénes sostienen el flujo de los que levitan sobre lechos y sábanas sin dejar en el bestiario del polvo ni siquiera un rastro de nieve muy tibia, necesaria siempre para la exhumación? 
¿quiénes sostienen el mármol con las manos del sueño y siguen ese rastro por un pasillo de aceite, a tientas, a gatas, como con ojos fijos? 
¿qué significa una casa donde todos duermen y por qué los dormidos dicen de sí mismos que no tienen espíritu? 

¿No tiene acaso espíritu una sustancia del tamaño del mar? 
¿no tiene espíritu el mar si es verdad que canta y su canto revienta en medio de la soledad del vacío, donde no hay ni un caballo ni una espiga ni un álamo? 

Yo nunca he querido responder a las preguntas del sueño para que brillen incrustadas en mis palmas y en mis yemas se vean verdes y mis amigos las lean antes de saltar y se hablen.

Nunca he querido responder a las preguntas a las que nadie en verdad contesta y florecen en una zarza parecida a la piedra de la elocuencia.

El aire recibe la suposición de mis amigos.


El fulgor del vacío
(1997)

*

Jaula del padre


De todos los que comen de esta mesa
el único que vive de su fuego es el padre. 
Yo no sé de donde vienen estas piedras 
ni tampoco conozco a quien las trajo, 
pero aquí las comemos, pero aquí las mascamos. 
Salvaje padre sorprendido en tu error, 
enemigo caliente de mirada amarilla,
me refiero a tu casa quemada por los bárbaros, 
me refiero a tu lecho marcado por un nudo, 
me refiero a tu alma que sale a predicar a la calle 
el domingo volcánico de los evangelios,
palabra medio rota que envenena el suburbio 
coronado por la lengua de un ángel, 
coronado por la lengua que has de obedecer, 
el decimal que te dará la muerte. 
Padre en silencio, eliges el peso de tu voz, 
el exacto calibre que arma tu vergüenza, 
el bastón de la rabia, el cristal de la sed 
cuando el cáncer congela tu garganta 
y te deja alucinar en su hueco. 
Padre furioso contra un sol de neón 
padre furioso contra un grito de fuego, 
encerrado con la luz que no entiendes, 
encerrado en la jaula del mal, 
perseguido por tus bestias de piedra 
ofendes la raíz de los árboles.
Las hormigas se comen un perro,
el perro se come la cara de un hombre, 
el hombre el excremento de un buey. 
Bajo las mantas están tus hermanos 
agazapados en la lágrima de su propio calor. 
Este fuego es su fuego, y es mi fuego también, 
este fuego es su hambre con las alas de mosca. 
Un hombre se come la cara de un hombre. 
Yo, mi padre, el padre de mi padre. 


Las jaulas 
(1998)

*

los pobladores del entresueño, amable y ávido país

Juan Larrea


Yo estoy con los pobladores del entresueño,
no soy igual a ellos pero los puedo oler cuando cruzan la noche.
Yo estoy con los pobladores del entrepiso que queda justo a mitad de camino
entre la cabeza y la lluvia, entre la cabeza y la intemperie.
Justo en mitad de la niebla somos sólidos ojos cerrados,
visiones del que hace sonar las campanillas cuando cruza la cerca de regreso a su casa
después de mucho rezar para volver.
Tenemos las rodillas tan largas,
caminamos oscuros
bajo la noche sola.

Yo estoy con la verdad de los muertos 
si la loza de todos los patios se rompe
y los peones del asesinato se esconden tras los armarios del cementerio.
Yo estoy con la verdad de los muertos, de pie en la cabeza de los vivos.

Un poema es un nudo en la muñeca,
un poema es un encargo de fruta del más allá,
un poema es un cardo que en cada espina tiene escrito recuerda, recuerda, recuerda.

Yo estoy con los pobladores del entresueño,
no soy igual a ellos pero los puedo oler
camino de ninguna parte.

Ellos vendrán, sus ojos serán ardientes
y tú hablarás, corazón de madera.


Javier Bello, de Exhumación de la fábula. Antología 1997-2015 (Chamán Ediciones, 2016).


lunes, 9 de enero de 2017

LA TRAGEDIA DE LAS OLAS QUE NO ROMPEN por JULIA ROIG




Te entrego este presente, sostenido en ferocidad mundana,
envuelto en papel de periódico, como pesca de barrio,
deshecha en roturas, costuras, pedazos,
domingos –esas carnicerías que me matan-
y aullando como el afinador que ama tus cuchillos desgastados.

Como una caja de mudanza en la que se mezcla todo.
Como huida de una guerra.
O de una paz inacabable.

Me daba pena cortar la hierba alta
pero no rasurar cielos con la mente,
cuando horizontal,
me desmayaba en sueños con las manos.
Siempre fracasaba con el cuerpo
porque la distancia crece como helecho salvaje entre las piernas,
y la desventaja del olvido es una ilusión.

Tú, yo, la mano abierta,
el sexo, el ojo, la boca, la herida
así no se llega vivo a ningún puerto.
Así no beben las flores en jarrones agrietados,
pero ya estaban muertas y no lo sabían.

Cajas de Pandora
y rabias que se encienden para encontrar la noche.
Trajes pequeños para nuestra locura.
Mojados en fuego.
Tratando las penas de frente con las manos desnudas.
Los decibelios de las ganas,
llenando plazas,
dañando cabeceros.
El intento del verso a solas.

Hay una tragedia en las olas que no rompen
pero también la hay en la espuma.
En la espuma de cada momento inmortal que nos llevamos
en cada risa que agrieta feliz la comisura de cada boca
en cada dedo enredado en la melena
en cada tela que se rasga de fiebre
en cada neón que invade una ventana
en cada desquererse a cámara lenta.
Muérdeme los dientes
lame cada arteria como si fuera una calle a ninguna parte
y aparta los restos, como guarnición del momento

nunca me fui infalible


Julia Roig, del blog Miss Desastres Naturales.


sábado, 7 de enero de 2017

ERES LIBRE por MARÍA COSMEN



Sé siempre tú misma...

Pero no olvides maquillarte antes de salir de casa, nadie quiere ver el paso del tiempo en ti, o lo mal que has dormido hoy, o que tu marido te ha cruzado la cara porque algo hiciste mal. Ponte tacones que hagan realzar tu culo. Escoge bien tu ropa, tu imagen dice todo de ti. Enseña tus piernas, que se vea que eres mujer. Y bien depiladas, no vayas a parecer un oso. Y depila tu coño. Y no digas coño, que las señoritas no hablan así. Y sé una señorita, cruza las piernas, perfectamente depiladas; y en forma, ni una sombra de grasa en tu cuerpo, ha de ser perfecto. Porque nadie quiere ver tus piernas si no son suficientemente perfectas. Pero ponte falda, sé una señorita.
Sabes hacerlo, es como siempre ha sido. Desde el primer lazo rosa que te marca en el hospital. Las niñas no juegan al fútbol, no suben a los árboles; y lloran porque sí, que ya llorarás cuando seas mujer porque estás en "esos días", pero ahora llora porque eres niña y eres sensible y débil.
Y cuando seas mujer busca un buen hombre que te cuide, porque necesitas ser cuidada. Y ten una familia. Si no tienes hijos nunca estarás completa. Y si no quieres tenerlos ya cambiarás de opinión, ¡te lo digo yo! Y si no te casas serás una solterona, amargada, por supuesto. Y envejece, pero tapa esas arrugas, y tiñe tu pelo. La mujer con canas no es interesante. Pero ponte bonita, aunque no tengas 20 años, tienes que ser una dama. Y sé una dama en la casa y una puta en la cama. Pero no demasiado, a saber dónde has aprendido esas cosas. Y sigue cuidando tu casa, y a los tuyos, los que completan tu vida. Aunque la artrosis te mate de dolor y el cansancio apenas te mantenga en pie, este es tu sitio, coño! Y no digas coño. 
Y sobre todo, sobre todo sonríe. Eres libre. Sonríe. Eres libre.

María Cosmen


viernes, 6 de enero de 2017

EXHUMACIÓN DE LA FÁBULA: Javier Bello.



“Bello es una personalidad literaria en el más amplio sentido. El convencimiento que tiene de su propia poética, el universo que ésta funda, la práctica vital que hace de ella, la forma generosa y a la vez rigurosa en que enseña, divulga, critica la poesía de otros está preñada de la suya propia. No es posible separar su comprensión del fenómeno de lo literario de su propia obra poética y de la cosmogonía que ésta funda. Y si acaso en la prehistoria de esta cosmogonía la palabra era anémona, génesis, arrecife; si en el origen inverso que fue el Apocalipsis inicial que crea este mundo poético, las formas de vida, belleza y lenguaje son primitivas y remotas; su poesía entonces es una suerte de arqueología de la escritura y la escritura una piedra antigua que hay que hallar y desenterrar. Una piedra, casi un fósil, que hay que oler, lamer y pulir como artesano o monje. Una piedra que contiene en sí el misterio de lo antiguo, una reliquia, el vestigio pétreo de aquello que hay que leer e interpretar. Bello no concibe la vida más que poéticamente y sus poemas son una muestra de que la escritura es para él una forma de espiritualidad.

Antonia Torres Agüero


jueves, 5 de enero de 2017

NO ARDO, ME OXIDO: Carmen del Río Bravo.




PRÓLOGO

me oxido de a poco, pero sigo siendo metal’

Aztecas Tupro

1.

«No ardo, me oxido» afirma Carmen de Río Bravo, y consolida esta declaración dando nombre a esta colección de poemas, que hallé en el archivo digital que unos cuantos meses atrás me dio a leer. En él, enseguida pude percibir una procesión de textos, donde el testimonio reivindica la belleza de las mellas que la lucha consigo misma dejó en la hoja aguzada de papel, como si fuese el arma blanca, la espada, que empleó para su defensa; hiriente, irónica, mordaz, así es también de afilada la poesía que el lector encontrará en este libro.

A veces pienso/ quién hubiera sido/ si mi infancia/ hubiera tenido/ más parques/ y menos descampados.

2.

Su libro hoy, sigue manteniendo aquel desfile o sucesión de poemas del principio; con el paso de los meses se ha mantenido firme en su origen, incluso dejando al lado algún apunte que yo mismamente con mi pretenciosidad habitual, pero desde el cariño, pude sugerir entonces; no ha precisado una estructura ni fragmentación que ubique los poemas por temáticas o formas o modos o estados, ha obviado la cronología, la extensión y ha presentado, con valentía, la pureza del cuaderno original, sin apenas modificaciones. ¿Acaso intencionadamente, con la idea única de cortarnos el aliento?

Me cansa la retahíla de dolores comunes/ El rollo de la compasión perpetua/ Me cansa la miseria que pudo evitarse/ La empatía ya no me llega.

3.

El resultado es, como digo, poesía de entraña, concebida para el ajuste de cuentas, en el conflicto interno pero también exterior. El amor y el desamor; el pasado y el presente; se socializan y se reparten, a partes iguales, los ejes fundamentales del libro. Todo ello conforma un tinglado de emociones en el que la autora tiene la capacidad de hacernos partícipes de su mundología vital, lo cual no quiere decir que empaticemos necesariamente con sus propias experiencias, pero sí que habremos asistido a un carrusel emocional que nos invita a la introspección propia y de cada cual, y ese obligarnos a meditar a la finalización de la lectura es, a mi juicio, el acierto de Carmen. También ese es el cuidado que pone la poesía para con quien se acerca a ella.

Nunca se cae demasiado bajo/ nunca se llega al fondo/ Si sigues viviendo/ siempre hay un punto más allá/… /Caer es otro modo elaborado/ de reconocerte viva.


Gsús Bonilla


4 POEMAS


IDENTIDAD

A veces pienso cómo hubiera sido

Si mi Burgos infancia no fuera Gamonal, carretera Vitoria, Tesorera.
Si mi Madrid infancia no fuera La Elipa, Marqués de Corbera, San Blas, San Fernando.
Si mi Valladolid infancia no fuera Girón, la Rondilla.
Si mis patios de juego no hubieran sido descampados.
Si mis padres, mis tíos, mis abuelos
no me hubieran llevado
                    no hubieran tenido que llevarme
al Espolón, a la Isla, a la Fuente’l Berro, al Retiro, al Campo Grande, al Poniente, a las Moreras.

A veces pienso
quién hubiera sido
si mi infancia hubiera tenido
más parques
y menos descampados.


JAPONESES

folladores de vaginas plásticas en asépticos antros comunitarios
ponen la mesa en cuerpos desnudos y blancos
polvos de arroz flores de cerezo y nieve
sólo desean geishas oferentes o niñas de colegio
mientras pellizcan el culo de la compañera que sirve el café
              después de dar la orden de vender a la baja
              veinte años de estudios a la apertura de la bolsa de tokio
el nikkey que mejor los retrata:
mayores productores mundiales de solteras voluntarias


ME DIJISTE PUTA

Hace unos días
          el tiempo es relativo
un desconocido me dijo Puta.
Era fácil de entender.
Sus ojos, sus manos, decían Rabia y Miedo.
Había osado oponerme a su camino
            que me arrollaba.
Era en la calle.
             Él lo pretendía pero no
Era un insulto desde su rabia y su miedo.
Era sólo que no me había plegado
             a su imagen de mi lugar mujer
             de lo correcto.

Hace algunos días
           el tiempo es relativo
él me dijo Puta.
Era fácil de entender.
Sus ojos, sus manos, decían Temor y Deseo.
Me hablaba de hombres y mujeres,
             de esas amistades imposibles,
             de él, de mí.
Estábamos en un bar.
             Él no lo pretendía, pero
Era un insulto desde su temor y su deseo.
Era sólo que yo no quería plegarme a su imagen
             de lo que debía ser,
             de lo correcto.

Hace otros días
             el tiempo es relativo
un amigo me dijo Tienes que ser más Puta.
Los ojos y el gesto decían Cariño.
También era en un bar.
              Él no lo pretendía pero
Era un insulto desde su abrazo.
Era sólo insinuarme que debía plegarme
              más a la imagen común
              de lo que una mujer debe hacer,
              de lo correcto.

Hace un día, ayer 
              el tiempo es relativo
repetiste varias veces Puta.
Tus ojos, tus manos, todo tú decían Avidez.
Era en tu cama.
                Tú lo pretendías y no pero
Era un insulto también desde tus embestidas,
querías que expresara mis deseos,
                 si los hiciera coincidir con los tuyos,
que me plegara así
                 a tu imagen
                                 allí, entonces
de lo que querías tú,
de lo correcto.


NOCHES DE VIERNES, MADRUGADAS DE SÁBADO

A ciertas horas
sólo quedan
en las calles

borrachos

y el camión de la basura
que no acierta
a hacer bien su trabajo

a recogernos.


Carmen del Río Bravo, de No ardo, me oxido... (Baile del sol, 2016).


miércoles, 4 de enero de 2017

MARIPOSAS por JULIA NAVAS MORENO



Tengo una jaula de mariposas
dentro de mí
revoloteando entre finas rejas.
Atrapadas,
aletean inquietas,
hirientes,
quebrando sus alas con el roce,
agonizando en un espacio
asfixiante.

Frágiles y delicadas
como pétalos de amapolas,
efímeras.


Julia Navas Moreno, de Ombligos y Universos. Canalla Ediciones, 2016.

https://www.facebook.com/CANALLA-EDICIONES-SL-184490921623860/

sábado, 31 de diciembre de 2016

ORIGEN por DAVID GONZÁLEZ



no es
una manzana
la que corrompe
y pudre
a las otras:

es

el cesto:

pero un día, lo sé,
será de otra manera:
jane kenyon:


David González, de Si te echan mano al cuello, encontrarán la soga (Letour 1987, 2016).

http://www.letour1987.com/si-te-echan-mano-al-cuello

viernes, 30 de diciembre de 2016

1 POEMA de MARÍA GUIVERNAU



En ocasiones
la poesía se queda sin palabras,
vacía,
y aguarda a que hagamos
de la vida un poema,
de cada nuevo latido, un verso.

María Guivernau 


Cover by Jacek Yerka

martes, 27 de diciembre de 2016

SUEÑO por FRANCISCO RAMÓN HERNANDO GUERRERO



Dioses, no dejadme desear 
de esta manera.
Dadme vino y traedme
realidades para creer.
No soy un niño atado al tiempo
y las hipótesis me cansan,
a veces me sonrojan.
De todas las razones,
solo la poesía escapa
y vuelve a abrir la ventana
y abre el mundo, y habla,
y dice:
qué quieres conseguir?
Tiemblo, pienso en una escalera sin fin
donde quedarse en ella es andar solo,
hacerse fuerte, muy fuerte,
desolado.

Francisco Ramón Hernando Guerrero


Photo by Sarolta Ban

sábado, 24 de diciembre de 2016

GRANO ENTRE LAS GRIETAS por MIGUEL ÁNGEL BERROCAL



A aquellos que marcaron estas líneas,
cruzarlas será su acantilado.

Los que nunca las dibujaron
parte de las paredes donde los cormoranes anidan son;
grano entre las grietas.

Miguel Ángel Berrocal


viernes, 23 de diciembre de 2016

LIBERACIÓN EN EL PATÍBULO por AINHOA MARTÍNEZ RETENAGA



Me desnudo el cuerpo
de una lenidad
que puritana,
me desuella el hambre,
inseminando mi vientre
con apofonías vacuas.
Deshabito la indubitable simetría
de esta magnánima hemostasia
que meliflua,
entibia mi fermentación;
mi escaldadura apresada.
Me desnudo de antropófagas clavijas
que defenestran a la ondina,
que de mi belfo diagonal se alimenta;
y me despojo, absuelta,
de analgesias luctuosas,
de aleves indolencias.
Salaz en mi carpanta,
palmoteo, titánica,
mi incuria cerril,
mesiánica,
ciclópea;
mi ardimiento lúbrico,
por un lenguaje inexpugnable.

Ainhoa Martínez Retenaga


jueves, 22 de diciembre de 2016

DOMA por DAVID GONZÁLEZ



un poema es
un caballo salvaje
y si quieres escribirlo
tendrá que ser
necesaria mente
con los huesos rotos
o molidos y
tendrá que ser
necesaria
mente también
desde el suelo
sangre en polvo
cuando todavía vas
por el aire:

tuve un momento de conciencia:

william s. burroughs jr:


David González, de Si te echan mano al cuello, encontrarán la soga (Letour 1987, 2016).

http://www.letour1987.com/si-te-echan-mano-al-cuello

miércoles, 21 de diciembre de 2016

UNA VIEJA AMISTAD por ÓSCAR ALONSO PARDO



Me lo encontré en el parque,
andaba sentado fumando un cigarro.

Hacía tiempo que no lo veía,
el paso de los años
no lo había tratado demasiado bien;
la heroína sabe hacer mejor que nadie su trabajo.
Charlamos un rato,
con la complicidad de los viejos tiempos.

Nos despedimos.

Mientras me alejaba,
pude oír mis pasos
cada vez más lejos
del que fui,
sintiéndome a salvo
de mí mismo.


Óscar Alonso Pardo


sábado, 17 de diciembre de 2016

PEZUÑAS por DAVID GONZÁLEZ



a los cerdos
recuérdalo
échales
bellotas:

a los puercos
no lo olvides
no les eches
margaritas

no sabrían
ni tampoco podrían

deshojarlas:


ellos viven una realidad, y yo otra:
tom kromer:


David González, de Si te echan mano al cuello, encontrarán la soga (Letour 1987, 2016).

http://www.letour1987.com/si-te-echan-mano-al-cuello

jueves, 15 de diciembre de 2016

HANK por CARLOS SALCEDO ODKLAS



Te conocí
hace 15 años
y cambiaste mi vida
por completo.
Me jodiste
bien jodido.

No es solo la camiseta
con tu cara,
ni los libros
en la estantería.

Es la ira
el vacío
la pena
la rabia
la autodestrucción
la locura

y es

el método
la fórmula
la manera
la visión.

Recuerdo un día
hablando con un amigo
por teléfono.
Yo estaba desesperado,
hambriento,
medio loco.
Sin trabajo
sin dinero
sin mujeres
sin esperanza
ninguna.
Encerrado en un cuartucho gris
pendiente de pago.
Totalmente solo
y a la vez
perseguido.
Estaba completamente
vencido,
al borde del llanto.

"Bueno"
dijo mi colega
intentando animarme
"¿No andabas siempre diciendo
que querías ser
como Bukowski?
Pues alégrate tronco,
¡lo lograste!"

Tenía razón.
Así era.
Sonreí.

Aquello fue
una piedra en el camino,
un momento de vacilación
y duda.
Hubo más
y habrá más.
Pero ya me habías advertido
que no sería fácil
robar rosas
de las avenidas
de la muerte.


Carlos Salcedo Odklas, del blog La venganza de los malditos.


martes, 13 de diciembre de 2016

SILENCIO, MOTOR por MANUEL ONETTI




SEC. 1. COCHE CARRETERA. INT. DÍA. 

La señal de radio se corta entre las montañas. Así que ahora tendré que decir algo. Dos personas en un coche de pobre. De esos con manivelas en las ventanillas. Sin ABS, sin dirección asistida, sin control de estabilidad. Los brazos pesados entre las curvas cerradas del norte. Todo este viaje es una cuesta. Las piernas cargadas, ansiosas por salir de esta conversación. El señor copiloto, segundo ayudante de dirección, se queja del coche del señor piloto, auxiliar de dirección. La radio no tiene para cd, ni puerto usb. A mí también me gustaría llamarlos cómicos. Primer tema de conversación. Pero ahora no hay cómicos. ¿Cuánto hace que murió Fernando Fernán Gómez? Yo no creo en los rumores. La gente con mal humor comprende qué es el respeto. La jerarquía manda el ritmo de la conversación. La jerarquía sintetiza y es síntesis. El teléfono de producción me saca de la aceptación. La ayudante de dirección controla hasta el viaje de los miembros de su equipo. Las curvas desaparecen por un rato. Concentración relajada en la conducción. Control de velocidad. Vuelta a la conversación. Nuevo tema. La jerarquía es una mierda. Siempre hay alguien por encima de ti. Nunca eres el primero aunque te comportes como 1. Cara a cara: ¡Sí Señor! Los gritos forman parte de esta profesión. Todo el mundo grita reclamando. Los actores gritan fuera y dentro de plano. En una réplica. Frente a la máquina del café. Al segundo ayudante de dirección le gusta follar con actrices, al auxiliar de dirección le gustaría follar con actrices. Toda relación acaba en odio. 

SEC. 2. ESTACIÓN DE SERVICIO/COCHE. INT/EXT. DÍA. 

La jerarquía dice que el superior siempre paga. Una botella de Coca-Cola y dos bolsas de patatas. Medio camino. El ticket de la gasolina para producción. La ayudante de dirección vuelve a llamar. Quiere saber por dónde van los actores. El segundo de dirección llama a un ayudante de producción. 5 minutos. El teléfono de producción del segundo ayudante de dirección suena. Sigo conduciendo. La radio vuelve con una canción en otra lengua diferente a la que puedo llegar a entender. Euskara. Los actores están en camino. La pelota vasca. Nueva conversación. Deseos de ir a un frontón y reventarte la mano contra una pelota. Método aceptado por los dos personajes del coche augurando inconscientemente/sin admitir la necesidad de un método para combatir el estrés de las dos futuras semanas de trabajo. El silencio del monte perturbado por un ejército de féminas figurantes. Por sus gritos ancestrales llamados Irrintzis. Gritos que recorren la débil carne del hombre del cine. Siempre luchando entre la obligación y el escondite de la noche, entre la vaguedad y la responsabilidad del miedo al grito jerárquico, entre un bosque macabro mitológico o una campiña soleada donde lo lascivo es libre y no catalogado por robustas voces y manos. La lucha de sonrisas de un reparto coral entre las que las humillaciones actorales basadas en el prestigio y la antigüedad se darán de postre en el catering a la mano de cualquier técnico. La inundación por lluvias de la cueva convertida en set de rodaje, mis hongos en la planta de los pies por la humedad y unas anginas clavadas por los gritos de un acomplejado director situado en algo reconocible por las revistas del corazón y las instituciones cinematográficas que juegan a hacer industria a pesar de la bajada del 35% en los sueldos de los técnicos en los últimos cuatro años. El frontón va antes que la Iglesia. En todos los pueblos hay uno. Por muy pequeño que sea el pueblo. Siempre hay un frontón. La jerarquía a menudo es discursiva e ilustrativa. El auxiliar de dirección sonríe. Estoy cansado de conducir. Quiero ir a un frontón y destrozar(me). 

SEC. 3. COCHE/TIENDA DE SOUVENIRS. INT/EXT. DÍA.

Continuamos con el frontón. A base de golpes y saliva. Pasamos la frontera. No la reclamada, sino una establecida. Con su puesto de vigilancia y su funcionaria. Atraviesan un par de pueblos con nombres de santos y de nuevo entran en este país. Qué país. Continuamos con el frontón. La ayudante de dirección vuelve a llamar. Ella ha ido por otro camino. Aún está lejos. El segundo de dirección al teléfono hace gestos rápidos de la noche madrileña para que pare el coche. Primeros pasos en esta tierra. Gris y frío todo. Entramos en una tienda de souvenirs al lado de la carretera. El frontón sigue siendo el motivo de todo. El segundo de dirección habla con el empleado. La jerarquía aquí no funciona. Un hombre grande detrás de un mostrador que no entiende muy bien qué queremos. Que no entiende qué hacemos ahí a pesar de tener una tienda de souvenirs. Nos da una pelota. Nos vamos. Las ganas de llegar al hotel y soltar las cosas para ir al frontón es de lo único que se habla en el coche. Aunque ninguno de los dos está muy seguro de la compra que han hecho. 

SEC. 4. HOTEL RURAL/FRONTÓN/PUEBLO. INT. DÍA. 

Habitaciones en la segunda planta. Una al lado de la otra. Escaleras de madera, suelo de madera, vigas de madera. Todo cruje. El segundo de dirección baja las escaleras con la pelota que ha comprado en la tienda de souvenirs en la mano. Crujiendo. El gerente no se puede creer que vayan a jugar con esa pelota. Les da otra pelota. Una para niños. La otra era de adorno, aunque el segundo de dirección diga que sólo era un regalo para su hija. La jerarquía no agradece el cuestionamiento de clases. El sonido de la pelota no es como en televisión. El segundo ayudante de dirección impone la jerarquía y vence al auxiliar de dirección. Dislexia locomotora. Dedos inflamados. Dedos pegados como un pez. El complejo de la clase obrera contribuye a la autodestrucción, a la permanencia de la jerarquía. Comemos en el estado español, meamos en la república francesa. Estoy marcando ciertas fronteras con mi propia mierda. Setas y más setas. Es la temporada de hongos. Caras cortadas se mueven en la pequeña plaza del pueblo. El tiempo y la suciedad se mueve como un rebaño. Los perros siempre están alerta. 

SEC. 5. CUEVA. INT. ATARDECER. 

La jefa está aquí. Otro descenso. La cueva es inmensa. Inmensa y fría, aunque con una sola entrada y salida. Eso lo dificulta todo. Un plano de planta. Tiros de cámara. El eje de la cuestión es el dinero, donde se llega con palabras como planificación, esfuerzo, orden, confianza, corten, otra. El baile de monstruos. El monstruo del brazo de doce metros hacia adelante hacia atrás girando en 360º hacia arriba hacia abajo extendiéndose sobre nuestras cabezas frente al monstruo de unos veinte metros y diez toneladas de grasa flácida y ojos de esparto iluminados sobre croma pisando a los trabajadores de ese otro monstruo de raja de culo sentado con un megáfono vociferando direcciones contrapuestas al sentido natural de la mecánica y la acción, al universo. Mujeres bebidas y drogadas bajo el vestuario y el maquillaje saltando entre raíles de cámara, gritando sobre el reflejo de las gafas de sol bakalas del aspecto. El eco de un sistema de sonido directo para una rave atravesando mi oído y el walkie talkie hasta mi entrepierna cuando la jerarquía no observa cómo miro a las auxiliares de vestuario agacharse para hacer un dobladillo al actor que aspira al método. Previsión, prevenido. Horas y horas extras subiendo y bajando entre las fuerzas del séptimo arte. Por el amor propio al foco de. El akelarre de decisiones entre la jerarquía sólo conlleva al suicidio colectivo. La salud de la cadena productiva es indiferente ante la vieja escuela. Todo por la película. Todo por. 

SEC.6. TERRAZA BAR DE PUEBLO. EXT. NOCHE. 

El equipo al completo. Un ayudante de dirección. Dos segundos ayudantes de dirección, dos auxiliares de dirección. La camarera hace un esfuerzo por entender. El salmo comienza. Otra ronda. Otra ronda. A mí me gusta llamarlo día Z. Los juguetitos están listos. La grúa, el helicóptero, los especialistas, las tres cámaras...Nadie confía en nadie. Todos saben que pueden morir ahogados en esa cueva. En ese pueblo escondido por el tiempo y la inquisición. Se acerca el equipo de cámara. La jerarquía chismorrea. La contemplación nerviosa ayuda a beber. Todos son fervientes creyentes del Apocalipsis. Los accidentes van a llegar. Mañana se abrirá la boca pero no se vislumbra el momento de dejar de masticar. De correr al hospital a por las dosis de toma, una y otra toma. Corten. Aquí viene arte. Amigos íntimos del director. Turno para los comedidos. La culpa siempre es del productor. Ese mafioso aficionado al. El que nos contrata por nueve semanas en vez de doce. El que no piensa pagar una jodida hora extra porque tú amas este trabajo. Está bien. Otra ronda. Lo más interesante viene ahora. Sobre la concentración y la libido de los actores. Hotel localizado a casi una hora del set. Cuando no existen distracciones todo es peor aún. La mente del ser intenta crear algo reconocido por la gran jerarquía de fuera. Este es peor que aquél. Ese es peor que el otro. Otra ronda. Aquí llega el equipo de maquillaje y peluquería. Botes de sangre listos. Transfusión prevenida. Ellos son los primeros que ven el desastre. A los que yo aún sabiendo el destino de caída tengo que presionar y presionar y presionar por el cumplimiento de la orden de rodaje. La jerarquía me lo permite. Sin prismáticos ni megáfonos. Lexatines entre caladas de hachís en las esquinas de las caravanas. Mirando mi cabeza de reloj cuadrado. Me odian pero me aman. Las mentiras que todos conocemos son la gran ayuda. Otra ronda. Finalmente llega producción. Nadie los aprecia. Pobrecitos. Creyentes en la herencia del negocio como si de familiares se tratara. Ellos juegan a la profesionalidad cuando no son más que lacayos mediocres. La jerarquía degusta complaciente. Sí señor, sí señor, sí señor, una y otra vez ante las preguntas de la ayudante de dirección. Todas respuestas falsas. ¿Pero si una mentira es conocida es falsa? Falso intento de profundizar a base de alcohol. Tú no tienes que pensar. Tú no estás aquí para pensar. Corre corre vuela vuela ya ya. Sí señor, sí señor, oído, volando, en la mano, oído, sí señor, ya, sí señor. Fin del día -1. 

SEC.7. CAMPAMENTO BASE. EXT. AMANECER.

Estamos en el campamento base y aún no está colocado ni el desayuno. La ayudante de dirección ya está en la cueva. Sola con su plan de rodaje, con su desglose de guión, con su orden de rodaje, esperando al director de fotográfica, al jefe de eléctricos, al maquinista...al director. Poco a poco empieza a llegar todo el mundo. Caras de sueño que ocultan el miedo ansiosas de bollería y café. El segundo de dirección me pregunta cada treinta segundos el tiempo que falta para que llegue el primer actor. La figuración ya llega tarde cinco minutos. Mal. Mal. Los teléfonos no saben muy bien a qué país conectarse y en qué idioma se habla dentro de ellos. Llega la figuración. Aún faltan diez minutos para que llegue el primer actor. Está en el coche y está en camino. Todo perfecto. Los refuerzos de maquillaje y peluquería tienen que correr más. Vamos vamos. Dos filas. Las maquilladas y las peinadas allí. Vestuario. Llega el primer actor. Caravana personal. Caravana de maquillaje, ya ya por aquí. Sí café. Aquí está. Jefe de peluquería queriendo matar a auxiliar de dirección. Llegan cinco actores a la vez. Caravanas personales, caravanas compartidas sí aquí, esta, esta, no, la otra. Vamos a vestuario. Tú a maquillaje. No da tiempo el café. El director aún no ha llegado. La cueva. La cueva con jefes de equipo tomando café suponiendo qué quiere el director. Empiezan a trabajar sabiendo que cuando llegue el director nada de lo que hayan hecho valdrá. Pero así la ayudante de dirección está contenta. El director de producción no quiere a nadie parado. Vamos vamos. La figuración va bien. Gritan y gritan a pesar de lo temprano del día. El director baja a la cueva. Poco interés en el primer día. Quiere algo distinto, efectivamente. La ayudante de dirección no tiene cobertura para comunicarse con el campamento a través de su walkie. Anda por el campo hasta que encuentra un punto. ¿Cómo van los actores? Dentro de diez minutos aquí para ensayar. Me da igual lo que ponga en la orden. Eso es. Producción mueve coches. Maquillaje y peluquería haciendo la digestión. Actores dormidos que entienden la jerarquía pero se la pasan por los huevos. El oído aún no está acostumbrado al walkie talkie. El pitido de las preguntas, de las ordenes, dónde está la fotocopiadora, qué actor baja al set primero, este va en un coche solo, estos juntos. Jerarquía y gritos. Todos listos. Todos al set. El campamento se vacía. Sólo quedan los cocineros removiendo una crema de agua. Un auxiliar de producción cuidando la caravana de la estrella principal rebajada al estatus de. Un auxiliar de maquillaje limpiando pinceles. Un auxiliar de vestuario planchando chaquetas. Un ensayo rápido. Está bien. Aquí y aquí. A ver. Réplica. De acuerdo. Media hora tarde. La ayudante de dirección sin uñas. La figuración jadeándome. Corred corred. Por ahí y por ahí. De acuerdo. Cuarenta y cinco minutos después de lo previsto. De acuerdo, aquí viene. Todos preparados. Vamos a rodar. La ayudante de dirección grita silencio motor. El segundo ayudante de dirección grita silencio motor. La jerarquía. Aquí voy: ¡silencio, motor!

Manuel Onetti

sábado, 10 de diciembre de 2016

REPLICAN-TEST: José Malvís.




INSTRUCCIONES 

Nunca digas a un niño que lea
nunca que carezca de amiga imaginaria
no digas a un niño que mienta
y jamás, pase lo que pase,
le digas qué libro es bueno para lavarse.


GAVIOTAS

La muerte dejó de existir
el mismo día que las gaviotas decidieron
no salir a pescar.

No tenía sentido salir a pescar
porque no tenía sentido alimentarse.
No tenía sentido alimentarse
porque no tenía sentido vivir…
Y lo opuesto de la vida
no es la muerte (ni mucho menos),
es tener la inquebrantable ambición
de dejar de existir:

LA MUERTE EXISTE y…
las gaviotas, con sus baterías de litio integradas,
lo saben.


DUDAS

Las dudas me hacen débil
el soneto también
la venganza, el odio, el pensamiento…
Tan pretérito perfecto
tan y tan pasado, minúsculo, pequeño.

Débil no significa ausencia de fuerza
significa que no todo está vendido
cuando casi todo está comprado.


José Malvís, de Replican-Test (Ediciones Amargord, 2015).

jueves, 8 de diciembre de 2016

BLUES DEL DIABLO AZUL por ABEL SANTOS




Sólo hay una cosa  que deba seguirse,
y esa es tu naturaleza.
OSHO

Cuando un ángel caído llora
cuando un ángel caído llora
sus lágrimas forman un espejo
que congela las llamas
que congela las llamas
y le devuelve su angélico reflejo

pero se lo llevan los demonios
se los llevan los demonios
para atarle las correas
y la ira agrieta su rostro
la ira agrieta su rostro
lactando el fuego de ideas ateas

y reniega de pedir perdón
reniega de pedir perdón
grita que da las cartas la conciencia
marcándolas con la tentación
marcándolas con la tentación
y el ángel va en contra de su naturaleza.


Abel Santos, de Las lágrimas de Chet Baker caen a piscinas doradas.

http://chamanediciones.es/producto/las-lagrimas-de-chet-baker-caen-a-piscinas-doradas/