miércoles, 18 de julio de 2012

EL MAR EN EL BUZÓN, de Ramiro Gairín



Y sin embargo somos los últimos de un clan. Guardianes de sus ritos.

         Utilizo el olor de tu cabello para cebar al tiempo. Huele tu pelo a nombre con enigma. Empapo en su perfume las sombras del domingo y el tiempo lo olisquea, afila sus diamantes y viene envuelto en polvo con afán de embestirnos. Derrama la semana laborable cegado por el vaho de la hierba en mis uñas, briznas recién cortadas que atascan la bañera.

         También cito a la piedra, también cito a la niebla, todo lo que no tiene que saber de nosotros. Embadurno mis manos en champú, en pez de tu desnudo. Acuden como ratas al canto de una flauta el cristal, los metales, las tormentas. Todo lo inerte danza en torno a ti. Todos los materiales te traspasan la piel, entran en combustión sin perturbarte.

         Estás creando vida. Cuando salgas del agua -cómo me gusta el ruido que haces al levantarte- se desparramará.

De EL MAR EN EL BUZÓN (Ramiro Gairín)
Ediciones Vitruvio, Madrid 2012

1 comentario:

Pulpo Variete dijo...

Muy bueno. Saludos. De paso te recomiendo mi blog http://pulpovariete.blogspot.com.ar/ trata sobre la escena underground argentina.