sábado, 22 de marzo de 2008

1 POEMA de Leticia Vera.


Las muñecas rotas,

esperan debajo del contenedor.

Navaja en mano.

Arranco los ojos

uno a uno,

hasta evitar la presencia

de largas pestañas de plástico.

Las muñecas rotas quieren llorar,

debajo del contenedor,

jugar a ser otra cosa,

pero su desnudez es casi pornográfica.

¿Qué queréis?

Me gusta hurtar miradas.


Leticia Vera, del blog Mi sonrisa sangra.