lunes, 29 de febrero de 2016

DEPRESIÓN por JULIO ROMERO



Como un bunker acorazado sin puertas ni ventanas: 
Así es LA MAGNITUD DEL AGOBIO: Trituradora de sonrisas donde vivimos los locos...

Te hablé del cansancio y me dijiste que no le temiese. Me susurraste entre lágrimas que el cansancio también es catarsis: Tiempo para la oportunidad: Parada y reinicio: Punto de partida en avanzadilla hacia la muerte o la salvación.

Endemoniado; ya no me avergüenza reconocer que soy un suicida esperando como agua de mayo la muerte de mis padres porque ese será el detonante.

¿Y la depresión? -te pregunté-
"Sera nuestro caballo de batalla. Sólo aspiraremos a que pasen rápido los días".

"No luches contra lo inevitable porque el desgaste será terrible"
Me repetías cuando me veías angustiado sin encontrarle sentido a nada de esto.

Te aseguro que nos daba asco cuando salían limpiándose la nariz.

Mediante la crucifixión del sentido común pretendimos avanzar por atajos que dificilmente conducen a ningún lado.

Nos metimos en esto sólo para traficar cuando nos cansamos de encontrar el frigorífico vacío.

Pero nuestras miradas se mancharon de odio y resentimiento.

Enganchados.

Atrapados.

Condenados a reincidir por haber nacido sin fuerza de voluntad.


Julio Romero


Cover by Charles Burns

1 comentario:

Balbina Martin Espinola dijo...

Potente comienzo cuyo final no le desmerece y me lo aclaró un poco. Felicidades. Saludos.