martes, 15 de septiembre de 2015

PLAY TO RAIN por María Jesús Marcos Arteaga.



El ser de agua huye de los paraguas que frenan su viaje hasta donde pudo llegar. Se escapa del rebote artificial, del ruido que provoca la discusión con quien no le quiere y se protege de su esencia.

El ser de agua se refugia en las nubes, de las que se alimenta y aprende cada día: ingrávidas, viajeras, livianas y heteromorfas a cada soplo de aire… las mismas que, cuando se condensan, producen descargas eléctricas y percusiones que le despiertan para jugar y caer salvaje.

Septiembre es la lluvia que resbala dentro y fuera de todo lo invisible para filtrarse en los cimientos de todo lo que es, haciéndolo brotar o hundiendo sus raíces.

Comienza el blue-s, otro ciclo nebuloso de la vida.


María Jesús Marcos Arteaga


Ilustración by Gabriel Pacheco