sábado, 11 de julio de 2015

CARROÑA IN ORANGE por Meri Pas Blanquer.




Un paseo tranquilo.
El sol naranja de la tarde
inundando las calles.
Leves residuos de pisadas
en la arena de la playa.
Repentinamente agua de lluvia
sobre mi pelo.
Corro hacia una cafetería
a refugiarme.
Un olor pestilente
me socava el pecho
y todavía no sé por qué.
Con los ojos mojados
diviso a duras penas
a una pareja
mordiéndose los labios
al final del pasillo.
El hedor es ya insoportable.
Ahora distingo al hombre.
Una mujer con unas manos
que no son las mías
le agarra del pelo y
se estruja las tetas
contra él.
Contengo la respiración.
Salgo del café dando tumbos
y vomito en la acera.
Un cuervo se acerca
con grito ronco
y se relame con tanta carroña
-celebrará un gran banquete
con toda su bandada-.
El sol naranja
vuelve a asomarse
entre unas nubes tan negras
como el rímel
que resbala enajenado
por mi cara.

Meri Pas Blanquer