domingo, 3 de mayo de 2009

ÚLTIMAS PERTENENCIAS by Raquel Zarazaga


“Entre escombros de guerra
vive su corazón endurecido
esperando que se retiren los fantasmas,
se ordenen los quebrados edificios,
se cierren las trincheras.”
de “Mi voz primera”
de Manuel ALTOLAGUIRRE


Una sombra deja su forma
en la pared en ruinas.
Su realidad
hace enmudecer al día.
“¿Adónde, sola?”,
-se pregunta-.
Allí sentada,
junto al frigorífico que resistió al ataque,
hermética, interior,
con un silencio insípido,
cayendo sobre su frente un cansancio
que convierte sus cabellos en tinieblas.
“No encuentro más que mi pena…”
Y una bombona de butano,
media manta…
y el tejido descompuesto y podrido
de lo que fue una camiseta.
“El lugar donde he vivido
ya no me sirve para inventar los rincones”
Busca su memoria entre los escombros,
bajo el derrumbe de su casa.
Rítmica recita
la receta del baklaba
como única oración posible.
Y recuerda
cuando la luna en los olivos
contaba a sus hijos
las historias de Antar Al´Absi;
cuando ante el vuelo de la tórtola
su amante le hablaba
de enamorados en el exilio.
Y escucha ahora a Fadwa:

“ Cuéntale al verdugo
cómo nacen las margaritas
del dolor de la tierra,
y cómo se levanta la mañana
del clavel de la sangre en las
heridas.”



Raquel Zarazaga, inédito.