lunes, 12 de enero de 2015

PENITENCIA por Pedro Montealegre.




Caigo
de cara en tu charco
Mis rezos son musgos flotantes
que miras extasiado desde el cielo
Retorno de rodillas a la urbe que me diste
Me vuelvo estaca, poste de luz, no puedo conmigo
y me das la cojera. No me mendigo a mí mismo
para encontrarte entre todos los cartones
Quizás si me invitas a cerveza
hablemos de gloria y redención
Cuando esté borracho convénceme de lo que quieras.

Pedro Montealegre

In Memoriam