miércoles, 24 de diciembre de 2014

LOS MEJORES POEMARIOS de 2014 según ES_CULTURA USJ MAGAZINE.



Sí, queridos lectores, ha llegado el momento ver todo lo que se ha publicado en 2014 y lanzar nuestro ranking. Ya sé que no va a ser del gusto de todos, que algunos que deberían estar no aparecerán y que a alguno de los que selecciono le veréis algo que no os convence, pero este asunto de las listas implica asumir que el gusto de quien la realiza la convierte en un elemento arrojadizo contra todas las direcciones y expuesto a todas las críticas posibles. Aunque lo parezca, no me estoy disculpando, solo os digo que sé lo que va a pasar, pero teníamos tantas ganas de llegar a este punto que la directora de contenidos no ha podido (ni ha querido) decirme que no, así que vamos allá. Como solo puedo citar diez, y no quiero dejar de mencionar algunos de los libros que mejor me han acompañado, me voy a permitir un párrafo lleno de menciones como el estupendo, y tierno como solo ella sabe serlo, Ser como el pan (ejemplar único, 2014) de Carmen Beltrán; el poemario de Enrique Villagrasa, Lectura del mundo (Isla de Siltolá, 2014) del que ya he escrito en algunas ocasiones este año, Documentum (Torremozas, 2014) de Sara Herrera Peralta por lo que supone una pieza más en un proyecto poético emocional y lleno de vida, y Anillos de Saturno (Baile del sol, 2014) de Sonia San Román, por esa brutal y honesta autenticidad que tanta falta nos hace.

Estos son los diez mejores poemarios de 2014, sin orden aparente, o sí, o no, no lo sé, pero son los diez libros que me han hecho pasar días estupendos, tardes interminables y noches colgado de un hilo tratando de entender qué hacemos todos en esta historia (en la de la literatura y en la otra):

-La eterna cualquiercosa, Martín-López Vega, Valencia, pre-textos, 2014

Por todo lo que dije en la reseña publicada en esta misma revista no hace demasiado, y también por eso que hace tan bien este poeta: ofrecer al mundo una inmensidad de referencias y registros, y porque en otra vida, o en esta misma yo querría ser Martín López-Vega (todos lo sabéis).

-¡Y pum! Un tiro al pajarito, Sandra Santana, Madrid, Arrebato Libros, 2014

Quizá por ser el poemario más fresco, intenso y sorprendente que recuerdo desde Pequeños círculos de Alberto Santamaría. Sandra Santana sabe poner el dedo en la llaga, sabe ver el mundo tal y como es, con todos sus matices y reímos con ella descubriendo cuál es el lugar que ocupamos en el mismo.

-Prohibido silbar, Sofía Castañón, Tenerife, Ediciones Baile del sol, 2014

Porque hacía tiempo que no leíamos un poemario suyo, y porque junto a su documental, Se dice poeta, es una de las voces más necesarias de la poesía española. Su obra, su compromiso y su actividad poética nos ayudan a todos.

-Chatterton, Elena Medel, Madrid, Visor, 2014

Un nuevo libro de Elena Medel siempre supone varios retos a la vez: siempre es un ejercicio de madurez poética a pesar de su juventud, es un ejercicio renovador dentro de su propia estética, y su voz va tomando matices que la han convertido, probablemente, en una autora necesaria en toda biblioteca que se precie.

-Cincuenta poemas. Antología personal (1989-2014), José Luis Piquero, Isla de Siltolá, 2014

Porque José Luis Piquero es uno de los poetas españoles vivos más interesantes, audaces y libres. Porque sus poemas inéditos muestran algo de lo que ha de llegar cuando tenga que llegar, sin precipitaciones, y está llamado a ser tan inmenso como lo que anteriormente ha publicado.

-Poesía completa, Boris Vian, Sevilla, Renacimiento, 2014

Este proyecto es tan monumental como necesario. El trabajo realizado por su traductor, Toni Tello, creo que es merecedor del Premio Nacional de Traducción. Y la cosa viene de lejos, cada uno de los trabajos que ha realizado últimamente han sido extraordinarios.


Por su sobriedad, y la habitual demostración de que el poeta es hijo de su tiempo y sus referentes son los de cualquiera de nosotros. Por su clase, una elegante mezcla de todas sus lecturas (que son muchas) y la convivencia con referentes cinematográficos y musicales que arrojan un mosaico cultural moderno y atinadísimo.


Por su autenticidad, por esa sensación al leerlo de que el tiempo pasa pero no afecta en absoluto a la fuerza expresiva de uno de los iconos generacionales de la literatura underground en España.

-Skinny Cap, Martha Asunción Alonso, Sevilla, Libros de la Herida, 2014

Porque su voz es absolutamente distinta a la del resto, y el libro es un magnífico ejercicio de libertad creativa; también por su propuesta poética y estética cargada de referentes y propuestas sorprendentes.

-Hasta aquí, Wislawa Szymborska, Madrid, Bartleby, 2014

Se acerca el día, y al fin podré contar todo lo que han conseguido las traducciones de Szymborska en la poesía española contemporánea (joven y no tanto). Magistral. Una dimensión poética que parece inalcanzable y que nos encanta en las voces de Abel Murcia yGerardo Beltrán (Xavier Farré, también te queremos).


Nacho Escuín, es_Cultura USJ Magazine